La población de Villa Minero y sus zonas más inmediatas pertenecieron inicialmente a un señor de nombre Inocencio Mateo de la Parra, propiedad que le fue otorgada en la Ciudad de México por el fiscal de Real de hacienda, don Ramón de Posadas ante el escribano don Manuel de Ochoa, el día 2 de marzo de 1785. El señor de la Parra heredo esta propiedad a su hija, Margarita de la Parra esta a su vez otorgó poder legítimo a su esposo, el señor Manuel Gargollo para que vendiera.
Ver mas